Edukinera zuzenean joan

Berrosatzera orientaturiko arreta: inplikatutako eragileen rol eta funtzioak

Erabaki eta parte-hartzen duen rola

Implicar a los usuarios significa algo más que hacerles partícipes de los aspectos relacionados con su tratamiento; intenta ir más allá; pretende que los usuarios se involucren en la investigación, formación, evaluación y desarrollo de los servicios. Por lo tanto, el concepto de “user involvement(23-24), (tal y como es conocido en la literatura anglosajona) requiere trabajar con los usuarios como iguales en su propio cuidado y en la adaptación de los servicios a sus necesidades y preferencias.

  • A la práctica esto se traduce en que los usuarios asuman diferentes roles y mayores responsabilidades en todo lo que tiene que ver con los servicios en los que son atendidos. Esto representa inevitablemente un cambio en los juegos de poder en las organizaciones sanitarias. Si no es así, solo se conseguirá quedar bien con los colectivos de usuarios y familiares y las prácticas implantadas no tendrán efectos positivos en su recuperación ni en la mejora de los servicios.
  • Existen diferentes formas de implicación de los usuarios. Vamos a diferenciarlas teniendo en cuenta 3 variables(25):
    • El nivel de interacción con la organización: Desde la pura interacción entre usuarios hasta la interacción directa con los planificadores pasando por la interacción profesional-usuario y con los proveedores de servicios locales.
    • El grado de control/capacidad de influencia sobre ésta: Este va desde la manipulación (como paradigma de la nula capacidad de control) hasta el control social (como metáfora de la máxima capacidad de influencia) pasando por el ser informado, consultado, trabajar juntos o delegar el control. También podemos ver esta variable como un contínuum que va desde el ser un receptor pasivo de cuidados a participar activamente de la forma en que éstos son implementados y planificados.
    • El área de influencia potencial: Desde el propio tratamiento hasta la planificación de servicios pasando por la atención directa recibida.

 

  • Distintas formas de participación de las personas usuarias:
    • Participación limitada a la interacción entre personas usuarias. Un primer nivel de participación es aquel en el que la interacción se da entre usuarios. O sea, cuando no hay dialogo con la organización sanitaria.
      • Difícilmente a este nivel se tiene capacidad de influencia sobre los servicios. Se refiere, más bien, a las distintas formas de autoayuda con buen impacto en el colectivo de usuarios y familiares pero que, difícilmente, traspasa a otros ámbitos. A nivel práctico se materializa en la publicación de documentos informativos, publicaciones periódicas, grupos de autoayuda…
      • Esto no significa que los colectivos de usuarios no tengan potencialmente influencia en la organización, sino que hay el riesgo de que sus prácticas sean demasiado endogámicas, quedando atrapados en un bucle cerrado en sí mismo. Un rol importante a este nivel es la defensa de sus derechos, sobre todo, de aquellos más vulnerables y con cotas más bajas de “empowerment”.
    • Participación limitada a la relación individual entre las personas usuarias y los profesionales de los servicios. Otro nivel al que la mayoría ya estamos acostumbrados es en la toma de decisiones sobre el tratamiento. Aunque parezca una obviedad, para hacer partícipe a los usuarios en este campo es necesario haberlos informado sobre el plan de tratamiento, acordarlo y dar opciones sobre éste, informar sobre el diagnóstico y tener un plan sobre cómo actuar en caso de crisis.
    • Participación de las personas usuarias en la organización de los servicios. La gama de roles que pueden desarrollar las personas usuarias aquí es muy amplia y también la trascendencia de su participación es de amplio rango (desde la mera consulta hasta la decisión vinculante). Pueden participar en(26):
      • La formación de los profesionales.
      • La selección de los profesionales.
      • La dirección de los recursos.
      • El trato recibido.
      • La evaluación del servicio.
      • Las actividades que promueven la recuperación.
    • Participación de las personas usuarias en el diseño de los servicios y las políticas sociales y sanitarias. En este tipo de decisiones es más propio que sean los representantes de los colectivos de usuarios los que actúen como interlocutores. Es importante, pues, que se asegure la representatividad de estos y su sensibilidad hacia las preferencias del colectivo. Así, pueden participar en comités de empresa y equipos de trabajo en los equipos de gobierno.
ITZULI
INPRIMATU
PARTEKATU

Cookien kustomizazioa

Cookies Analytics

Webgune honek hirugarrenen cookieak erabiltzen ditu erabiltzaile kopurua zenbatzeko eta eskainitako zerbitzuari ematen zaion erabileraren neurketa eta azterketa estatistikoa egin ahal izateko. Horretarako, gure webgunean zure nabigazioa aztertu egiten da, eskaintzen ditugun produktu edo zerbitzuen eskaintza hobetze aldera, Google Anlytics cookiearen bidez

Sare sozialetan partekatzeko cookieak

Sare sozialetan partekatzeko osagarri batzuk erabiltzen ditugu, sare sozialetan gure webguneko orri batzuk partekatu ahal izateko. Osagarri horiek cookieak jartzen dituzte, orria zenbat aldiz partekatu den ondo ikusteko.