Personas mayores

Atención centrada en la persona

Algunas herramientas metodológicas para implementar el modelo de atención centrada en la persona

Mapas

Uno de los instrumentos más utilizados para estos cometidos han sido los denominados Mapas Básicos diseñados en las metodologías que integran la planificación centrada en la persona (PCP) (planes de vida, planes de futuro personal).

  • Sus objetivos básicos son (Mount, 1990, 1991; Fundación Fco. de Borja-FEAPS, 1997):
    • Facilitar la participación de la persona en la toma de decisiones de asuntos de su vida actual y su futuro.
    • La visibilización de las capacidades de la persona. (…)
  • Los mapas básicos son soportes donde se presenta esquemáticamente, de modo que pueda visualizarse fácilmente, la información relevante de cada persona en relación con distintas áreas básicas implicadas en su PAyV. En unas ocasiones los mapas se realizan mediante información escrita, en otras mediante dibujos o pictogramas, e incluso utilizando imágenes por ordenador.
  • Son un apoyo que permite favorecer la información y la comunicación, y con ello la participación de las personas usuarias en los asuntos que les afectan. Facilitan que éstas se acerquen al plan de atención, se hagan más conscientes de sus capacidades y expresen su parecer y preferencias. Los mapas de atención básica son de utilidad para facilitar la información y la participación de las personas en distintos momentos del plan de atención y vida (elaboración inicial, revisión), así como en actividades de recuerdo o conversación. Cumplen también la importante función de favorecer el conocimiento y visibilizar la capacidad de la persona mayor ante los demás (profesionales, familias).
  • A diferencia de otros instrumentos de valoración, no son cumplimentados desde la valoración del profesional sino desde la participación de la persona y su grupo de apoyo. Su objetivo no es una valoración técnica y externa sino obtener información y conciencia de las capacidades y de los apoyos que se requieren desde la participación.

 

  • Mapas como los siguientes pueden ser de interés en recurso de atención a personas mayores, siempre que se usen y diseñen de una forma personalizada:
    • Mapa de salud y actividades de la vida diaria. Recoge las fortalezas y debilidades que la persona tiene y percibe en relación a su salud. También visualiza las actividades de la vida diaria relevantes para la persona, identificando las capacidades y las necesidades de apoyos.
    • Mapa de relaciones sociales. Muestra las relaciones sociales de la persona en distintos contextos cercanos así como quiénes son las personas más significativas. Pueden también graduar el nivel de intimidad o confianza que tiene cada persona.
    • Mapa de actividades del centro. Se utiliza para presentar las propuestas de actividad y terapias del centro, en ocasiones acompañándolo de fotografías o de visitas «in situ», para que la persona pueda opinar y optar sobre su participación así como proponer otras nuevas.
    • Mapa de lugares significativos. Describe los lugares importantes para la persona donde ésta ha desarrollado o desarrolla su vida.
      • Especial interés tienen los espacios y recursos de la comunidad que la persona solía o suele frecuentar de cara a permitir que ésta siga con sus actividades y contactos significativos y evitar el aislamiento que puede suponer el paso del tiempo o acudir a recursos especializados.
      • Su finalidad es revisar los lugares más significativos, concibiéndolos como espacios relacionales y asegurarnos de que siguen estando presentes en la vida cotidiana de la persona si así lo desea.
      • La confección del mapa da pie y oportunidad para conversar sobre cuáles son los lugares donde la persona se siente mejor, cuáles le desagradan y los motivos de ello o cuáles les gustaría frecuentar más.